jueves, 24 de marzo de 2016

Con los Piés en el Suelo...

     Importante seguir adelante, mirando al frente, teniendo presente los sueños, las metas... pero sin dejar de tener los pies en el suelo.



A mi lado, siempre a mi lado,
nos encontramos alzando los cuellos
para llegar a ver el fin en el horizonte
del verde mar por el que navego
junto a ti, unas horas más.

Sin rumbo, ni destino,
sólo nuestros cuerpos
cubiertos de esperanza falsa
creada para sobrevivir.

Y en este viaje intentamos
no naufragar, 
por ti, por mi
por las estrellas
y por los luceros.

Al tomar tierra, 
me transformo en fina hierba
adherida al suelo
para enraizar los futuros momentos. 

  

lunes, 21 de marzo de 2016

Mi Cielo...

    Día de lluvia, en otro momento me hubiera fascinado, desde que vivo aquí la lluvia no cae con alegría, es más casi ni se ve... Pero ahora que mi trabajo depende directamente del tiempo, cantar "que llueva, que llueva, la virgen de la cueva..." no tiene gracia jejej.


    Aun así, intento sacar mi paraguas de colores y ponerle sonrisa al momento :)

 



Miro a mi cielo 

y me devuelve

gotas de lluvia,

como si supiera que en la noche

empapo la almohada

de palabras mojadas.

 

Miro a mi cielo,

y dibuja una sonrisa

pintando las nubes negras

para no cegarme de ti.

 

Y mirando quedo...

sábado, 19 de marzo de 2016

Tontunas y Esperanzas...

    Pues sí, siento que tengo el cerebro agotado por el cansancio y el darle vueltas y vueltas a todas las cosas. A las mías y a las que vienen de fuera, con lo fácil que tendría que ser la vida y lo complicada que se nos vuelve.


    Además he tenido que oír dos días seguidos: "de buena eres tonta", "eso no lo hace la gente normal"... Y así nos luce el pelo a todos... Porque tuvimos un percance con un camión al tomar una curva y el coche estaba mal aparcado, todo hay que decirlo, jejeje pero el caso es que se le rompió ligeramente los focos traseros de un lado o los pilotos o como se llamen. Y no pude más que dejar mi nombre y teléfono en el limpiaparabrisas... Y si, no debe ser lo normal, porque hasta el hombre que después me llamó, me dio las gracias repetidamente por el gesto, a lo largo de rellenar todo el parte amistoso.

    Hoy me atiende una chica en un restaurante, y al marcar el precio en el datáfono, me di cuenta que había puesto otro precio, que era más bajo, pero se lo dije y su respuesta fue inmediata, "nadie hace estas cosas" y por detrás a mi oreja "de buena eres tonta"...


    Tonta o no, soy como soy jajaja

 


Y el sol sale cada mañana

aunque las nubes me rocen la cara.

Y sonrío a la brisa

aunque el polvo que arrastra

me destiña las entrañas.


Le sonrío al mundo,

aunque no me comprenda.

Si hoy me taladran...

... me cuelgo el cartel

¡Aquí hay esperanza!



   

lunes, 14 de marzo de 2016

Mirando Sin Abrir Los Ojos...

    Parece que despierto otra vez como hace dos años. Estaba dormida ensoñando los momentos, pero vuelvo a la realidad de los trankis, por las taquicardias, por los excesos, por las noches sin dormir, el trabajo por hacer...

     Los deberes se mezclan con las ganas disfrutar del tiempo libre que va a ser prácticamente inexistente... Y mis uñas, blanco de todo, siguen siendo muñones en mis manos, pero todo esto no me impide seguir soñando...

 

 El tiempo ya llegará, todo llega aunque todo pasa...




Y cierro mis ojos

mientras las voces del teléfono

taladran mi mente.

 

Y cierro mis ojos

mientras las noticias se suceden

deseando que no fueran realidad.

 

Y cierro mis ojos

y sólo encuentro dolor

en las mejillas coloradas

sin rubor, con temor.

 

Y cierro mis ojos

e intento guiarme por el susurro

de un despertar al cielo.

 

Y cierro mis ojos

y en ellos consigo ver el reflejo

de un futuro incierto

aunque alcanzable a medida

que pasa el tiempo. 


Así que abro mis ojos

y ahí estás tú...

Siempre a mi lado

mis anhelos más deseados.



sábado, 5 de marzo de 2016

Como Roca...


    Me enseñaste a volar,

 cuando me alimentaba de plomo,

 bebiendo cemento.


 Corriendo,

 con los pies pegados al suelo,

 me crecieron alas

con el abono de tus besos,

 dulces, esponjosos,

Parecen sinceros...


    Con tu aliento planeé sobre tejados

 grises, sucios y polvorientos.

Sacudiendo por fin la mente,

retirando los escombros

me sentí tan viva,

tan feliz, tan ligera que flotaba

entre palabras, caricias y sueños.


    Me habían hecho mucho daño,

encerré mi ser en mi cuerpo

 y como un autómata

vivía o sobrevivía día a día.


Feliz...


    Compartiendo, por fin,

secretos e ilusiones,

 aficiones y sensaciones.

 Hicimos las mayores locuras,

 infinitas conversaciones,

 descubriendo nuevos rincones,

 sin vacilar, sin temer nada...


    Cuando todo era perfecto,

me cortaste las alas...

 la caída tan grande, tan grave,

 que me convertí en

 una nueva roca del suelo.

 



jueves, 3 de marzo de 2016

Sueños a la Huída...


Noches sin dormir,

en un desvelo continuo

sin tregua ni lengua,

que pueda hacer 

que verbalice ni una sóla palabra.

Tan sólo un aliento vale

para erizar el más escondido

de los sentimientos.


Y en estas noches,

viajan los sueños

buscando dónde aterrizar,

pero aturdidos, no concluyen

ni difunden las imágenes celestes

con pájaritos blancos

y nubes cantando.