martes, 10 de marzo de 2015

Don César...

    Hoy despertamos sin ti y siento que se fue alguien muy importante en mi vida. Mi cura, mi curilla, mi DonCe, en realidad NUESTRO,  porque hoy lloran muchos corazones y nos vendrán a la memoria mil y una anécdotas pero, sobre todo, no podremos olvidar lo maravillosa y buena persona que fuiste. 

    La única persona que he conocido que ha predicado con el ejemplo, que ayudaba sin pedir nada a cambio, que brindó futuros y nunca dudó de nadie. Que acogía en su casa a quien se lo pidiera. Creía en los valores humanos por encima de todo y nos transmitió ese sentimiento, dejando en cada uno de nosotros una huella imborrable.

   

Fuiste ángel en la tierra,

mensajero de lo humano.

 

Volaste de nuevo al cielo,

dejándonos tú legado.


“La verdadera manera de obtener la felicidad es haciendo felices a los demás. Traten de dejar este mundo en mejores condiciones de como lo encontraron; de ésta manera, cuando les llegue la hora de morir, podrán hacerlo felices porque, por lo menos, no perdieron el tiempo e hicieron cuanto les fue posible por hacer el bien.”  (Baden Powell).


Siempre listos! GRUPO SCOUT PINARES

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada