viernes, 30 de octubre de 2015

Dónde estoy...


    Dónde estoy... 


    Y la respiración... la claridad...Y el tacto de la piel y el sudor que parecen sentir los poros a pesar de no mover nada... intento caminar... tropezarme con lo que sea, no me importa...


    No recuerdo... No hay ruidos, no lo entiendo. 


    No veo nada, solo oscuridad... no puedo soportarlo... la oscuridad más negra al abrir los ojos, más aun que si los aprieto escondiendo las pestañas, con todas las fuerzas de las que dispongo...


    ... Recuerdo que me engañasteis, TODOS, aquellos que decían quererme y los que ni siquiera me conocían, aquellos que me dijeron que hay mil maravillas después de la Muerte.

 

    Con este microrrelato, participo en El Círculo de Escritores, para el concurso de microcuentos, "Microterror IV"

20 comentarios:

  1. ¿Oscuridad?... ¿soledad?... ¿nada?... ¿y para siempre?... pues sí, da mucho yuyu pensarlo Elena... jo, ahora yo también le estoy dando vueltas... me quedé en la oscuridad...
    Fíjate, que con lo simple que es, y el pánico que puede dar... Me gusta!!
    Te dejo los míos por si no los has leído aún: http://fotoalquimiada.blogspot.com.es/2015/10/el-cuarto-oscuro.html
    y
    http://fotoalquimiada.blogspot.com.es/2015/09/aniselda.html
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que da para pensar eh?? jejeje. Muchas gracias por dejarme los enlaces!! Un abrazo :)

      Eliminar
  2. Eses es el auténtico terror del ser humano. Que no haya nada más que oscuridad tras la muerte. Por la salud de nuestra mente sigamos creyendo en maravillas pero sin correr a encontrarlas. Angustioso, Elena. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la oscuridad abruma, pero más si te encuentras sóla en ella... Un abrazo :)

      Eliminar
  3. El vacío y la nada dan terror en la vida y en la muerte. Muy bueno, Elena.
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, tanto en la vida como en la muerte. Muchas gracias MªJesús. Un abrazote :)

      Eliminar
  4. Qué angustiosa esa nada.:/ Muy chulo, Elena.
    Un abrazo. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aiss sii!! jejeje Muchas gracias, Soledad. Un abrazo :)

      Eliminar
  5. He sentido la angustida de tu protagonista. Me pregunto si es lo mismo que sentiremos todos cuando hayamos muerto.
    Un abrazo, Elena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La eterna incógnita... Muchas gracias por pasar, Sue. Un abrazote :)

      Eliminar
  6. Uno de los grandes misterios de nuestra existencia, ¿qué hay después de la muerte? Es algo que ha suscitado la curiosidad de culturas durante siglos, y a día de hoy sigue siendo igual de misteriosa la respuesta. Desde luego es mejor no descubrirlo, sobretodo porque implicaría que nos llegó la hora. Un buen micro Elena, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, prefiero no descubrirlo, de momento, para largo tiempo, si pudiera ser tiempo ilimitado, mucho mejor jejeje. Muchas gracias, José Carlos. Un abrazote :)

      Eliminar
  7. Escalofriante sin duda, un miedo al que ninguno somos inmunes y que aterroriza de verdad, la posibilidad de que algún día seamos nada. Muy buen micro Elena. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco tu paso y comentario!! En verdad es escalofriante tan sólo pensarlo. Muchas gracias!! Un abrazo :)

      Eliminar
  8. Una pesadilla en la que despertar sería sinónimo de volver a la vida. Una oscuridad que nos envuelve y hace que nos cuestionemos la realidad anterior. Terror psicológico demoledor. Muy bueno, Elena.
    ¡Abrazo, compañera! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no lo creas, ya te respondí a este comentario... Lo de vía móvil, no se me da muy bien jejej. Perdona la tardanza :(
      Da mucho miedo pensar en que queda la nada, pero me da a mi que es así jejej sólo espero no ser consciente de ello!! Muchas gracias por comentar, como siempre, un placer cada palabra. Super Abrazote!! :)

      Eliminar