jueves, 1 de enero de 2015

De un Sueño...

El Conde de mis Pesadillas
  

Desperté en mi carruaje,
 vestida con ropas de gala.
 Blanca seda y tules blancos,
 arropaban mi cuerpo
y no conseguía 
acordarme de nada.

Aturdida con el traqueteo,
mi mente empieza a fijar imágenes,
mi corazón empieza a arder,
a borbotones brota mi sangre.

Amor te dejé atrás,
no por propia voluntad,
recuerdo el olor
que dormida me dejó.

Me entregan a aquél rufián,
Conde del Rencor,
al que un día negué
darle mi amor.

Sólo conseguirá de mi
un cuerpo vacío,
el vestido de rojo teñido
y el espíritu, volando libre,
junto a el amado mío.

    Anoche tuve un sueño parecido, como una película lo viví, mas no puedo expresar mejor todo lo que sentí.



4 comentarios:

  1. Suave y sensitivo poema carmen. Dame instrucción para esa comunidad que indicas. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte y leer las palabras. Un abrazo María Pilar

      Eliminar