martes, 2 de febrero de 2016

Escalera Hacia el Cielo...

     Ayyy... Esos diablillos que vuelven de vez en cuando para susurrarte cositas al oído, tapan con esparadrapo la boca y atan de pies y manos, la coherencia y la sensatez. Aun siendo consciente del secuestro, te dejas llevar a lomos de los pequeños trastolillos, que hacen que parezca que vuelves a volar y a tomar las riendas del libre albedrío. Quizá alguna vez salga bien.



Sigo esas huellas plateadas

una tras otra, piso sobre ellas,

sin dudar, sin parar,

acelerando cada vez más el paso.


Sin mirar atrás...

ahí quedó la cordura del abrazo,

la dulzura del amor,

la textura de unos besos

cariñosos en boca y sabor.

 

Miro sus pies

y su brillo tan especial,

me ciega en esta noche oscura

... me dejo llevar.

 

Borré mis huellas en los pasos,

ya no hay vuelta atrás...

al amanecer,

 triste será el cantar.

4 comentarios:

  1. Me ha encantado,Elena.un abrazo y gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a tí!! Un abrazo enorme, Clara :)

      Eliminar
  2. Preciosa poesía que voy a compartir. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por dejarme tus palabras. Un abrazo :)

      Eliminar