sábado, 30 de abril de 2016

Nadie Como Tú...

   Embelesados por palabras y anhelos de vivir y revivir, cometemos algunos errores, sin valorar las consecuencias o aun haciéndolo, no prestándolas atención. Y no hay excusa que puedas poner por insignificante que sea el tropiezo en sí.

  



Están en el subsuelo
asentados los recuerdos
del camino recorrido,
perdonando los mismos errores,
esos que hacen tambalear
las piedras y las rocas,
que se elevan para alcanzar el cielo.

Y en el cielo nos encontramos
intentando atrapar el infinito
para atarlo a nuestro cuerpo
y no se escape entre
estrellas ni planetas, 
ni palabras ni pensamientos,
ni suspiros ni lamentos...

Y ahí, en lo alto,
aseguraremos los pilares
para que ningún terremoto futuro
puedan derribarlos definitivamente.

martes, 19 de abril de 2016

Rizosss Lisosss...

    Este relato participa en el concurso de El Círculo de Escritores "Microterror V".



    Eran dos en aquel salón y ambos sabían que era el último día en su vida. 

    Entre gritos de dolor, veían como se les caía la piel a tiras primero, derritiéndose entre los poros, el aire caliente era insoportable... como caía su pelo ensangrentado arrancado a base de tirones con un peine con púas afiladas de acero... Los gemidos posteriores, salían sin fuerza de su boca, cuando un líquido les dejó con los ojos ciegos haciendo que se deshacieran sobre su cara cuarteada.

 

    Una gran sonrisa iluminaba la cara de Isidora. Quién iba a decir que su historia iba a  terminar así de feliz, de tener constancia de que lo que ha hecho, está bien, es perfecto. 

    - ¡Por fin podré descansar tranquila! Tantas horas perdidas, tanto tiempo... - decía entre suspiros, recogiendo los utensilios, (secador, peine, tijeras, tinte...) que una vez usaron aquéllos peluqueros en ella.

viernes, 8 de abril de 2016

Camino al Presente...



  Vuelves a mi en la noche

después de un adiós 

diluido por el tiempo.


El olvido no triunfó,

como tampoco el suspiro 

de aquél lamento.

 

Llega, la sombra alargada

de la dulzura contenida,

en un monstruoso momento.

 

El tiempo pasado 

se convierte en 

presente sin futuro.

 

Alojando el pensamiento en mi.

Todo alma, puro sentimiento...