lunes, 8 de diciembre de 2014

El Tiempo...

    Tiempo finito, aunque no sabemos cúanto exactamente, por eso nos creemos inmortales. Lo único que se, es que, del que dispongo, he de distribuirlo lo mejor que pueda. Tiempo para el trabajo, tiempo para mis amigos, tiempo para la familia, tiempo para mi pareja, tiempo para mi hijo, tiempo para todo el mundo... Y de, ¿mi tiempo? Me gustaría poder detener el tiempo, quedarme sola y sentirme el único ser del universo. Aunque, si así pudiera ser, me arrepentiría por completo, pues lo mejor, es poder compartir el tiempo que tengo, con la gente que más quiero, hasta que la muerte nos separe.


Me asomé a la puerta
y me llamaste por última vez.
Me diste tantas oportunidades
para poder despedirme,
que te olvidé.

Dos segundos...
vivo una soledad,
miro la casa vacía
y tan llena de recuerdos,
me transporto 
al pasado inmediato,
donde comenzó de nuevo
la vida.

Sonrisas, carcajadas, alegrías,
ternuras, lágrimas, caricias,
iras, gritos, dolor.

El alma vuela contigo,
pues el tiempo terminó.



3 comentarios:

  1. buenas noches muy lindo gracias Elena García Domingo felices sueños

    ResponderEliminar
  2. A{UN SE SIENTE LA NOSTALGIA.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  3. Siento dejaros estas letras tan tarde... no me di cuenta que me habías dejado unas palabras, que os agradezco profundamente. Un abrazo :)

    ResponderEliminar