viernes, 31 de octubre de 2014

Poción mágica...

    Todos buscamos una poción mezclando sucesos, sentimientos, decisiones, idas y venidas, que nos ayuden a encontrar el camino correcto, o por lo menos ir creándolo en el paso del tiempo, para que nos conduzca a seguir viviendo con la mayor felicidad posible, porque el camino sea cuál sea, nos lleva al mismo final.

    No hay una fórmula única, ni siquiera una fórmula válida, cada uno decide qué añadir a la olla hasta darle el toque, no perfecto, pero si satisfactorio, de uno mismo.



LA POCIÓN MÁGICA

Diez gotitas de pasión,
un buen trozo de locura,
transitoria o no.
Un susurro de tú voz
y una sonrisa plena.

Palabras a voz en grito,
a través de un altavoz,
tres malas noticias:
una tos, una cama blanca
y una soledad sin calma.

Una buena ración de celos,
envueltos en envidias,
espolvorear cenizas del desamor,
y alitas de mosquita.

Una lluvia de estrellas,
reflejos de luna en el mar,
rayos del sol brillando
y las nubes paseando.

Dos noches completas,
la ropa del suelo,
el cuerpo creciendo
y un bebé naciendo.

Las primeras canas del saber
y el malestar de un sueño perdido.
Una derrota, las rodillas en el suelo,
unas manos al cielo,
y una luz brillando de nuevo.

Mil vueltas sobre mi
para el mundo parar...
si lo pudiera hacer
siempre sería inmortal.

jueves, 30 de octubre de 2014

La Rana Lanas...

    Ante la prontitud de que tenga que llevar a mi hijo a la peluquería, puesto que hasta ahora sólo le hemos rapado la cabeza en casa y, aunque está guapo de cualquier manera (ojos de madre), creo que ya va siendo hora de que le demos forma a esa cabecita llena de pelo.

    Así que hemos escrito un cuento, me ha ayudado mucho eligiendo a los personajes y lo mejor que ha sido muy divertido. 



    LA RANA LANAS

    Érase una vez una rana que estaba en un estanque. La rana se llamaba Lanas porque tenía el pelo como una oveja.
    La rana Lanas, saltaba todo el día en su estanque que tenía muchas hojas de los árboles, porque era otoño.
    Entonces un día apareció un niño que se llamaba Eduardo y vió a la rana saltando.
    Eduardo se sorprendió porque tenía el pelo muy largo y de color blanco... no parecía una rana.
    - ¿ Por qué tienes el pelo blanco y tan largo ? - preguntó Eduardo.
    Y la rana Lanas le contestó:
    - Porque nunca he ido a la peluquería.
    - Pues deberías ir porque es muy divertida y te hacen cosquillitas - Le dijo Eduardo.
    Eduardo propuso a la rana Lanas, ir a la peluquería con él y aceptó con mucho gusto.
    Cuando llegaron a la peluquería, Pedro el peluquero, se asustó de ver tanto pelo en la rana Lanas.
    En un asiento se sentó Lanas y en otro Eduardo y Pedro el peluquero empezó a cortar a los dos el pelo.
    La rana Lanas por fin pudo ver su color de piel, era de un verde muy bonito.
    Los dos amigos salieron de la peluquería muy contentos y se fueron a jugar al estanque.
    
    Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

    Ya fuimos a la peluquería, se portó muy bien y se lo pasó estupendamente. Os dejo unas fotos y otra aventura de la Rana Lanas, que podrás seguir en: La Rana Lanas y Leoncio el León.

 


 

miércoles, 29 de octubre de 2014

Cocinando..

    Hoy cocinando tenemos de menú: Corazón al Horno y Macedonia de Sentimientos.

     Espero que no os atragantéis.



CORAZÓN AL HORNO

No te alejes de mi,
no me hagas sufrir...
qué hice, que no lo sé,
para recompensarme así.

Compartí contigo los mejores años
puse mi corazón
en tús manos abiertas,
que prometían
una vida sin lágrimas.

Pero lo metiste en el horno,
a fuego lento,
condimentándolo con tormentos
y aun así, seguía latiendo.

Lo pusiste en bandeja de plata
y fuiste degustando a poquitos,
saboreando cada parte de mi
a medida que me destruías.

Por suerte, sin corazón,
aun se puede vivir
y encontraré quién
moldee uno nuevo para mi.

MACEDONIA

Macedonia de sentimientos,
tan dulces, amargos, tan tiernos.
Todos y cada uno de los trozos,
endulzados por amor y odio.

Macerados bajo la luz de la luna,
con reflejos de tristeza y delicadeza
que dejan las olas del mar
al pasar.

Mezclados para servir en la copa de la vida,
donde culmina una guinda roja de pasión,
y la disfruta quién en su mano la toma.

martes, 28 de octubre de 2014

En una sala de espera...

    Prontito por la mañana, recién dejado el peque en el cole, me encuentro en la sala de espera del médico, hasta que me llamen. Rodeada de personas centenarias, que llegan como zombies y se dejan caer en los asientos duros como una piedra, pienso en la vida que habrán tenido y todo lo que se han perdido sin conocimiento, por nacer donde han nacido y en la era que les tocó.

    Recuerdo a mis abuelas, una que por fin descansó, y a mi "mami" que está en una residencia, allá en mi tierruca, tan risueña como siempre, añorando tiempos pasados, esperando que la muerte venga a buscarla.

CUANDO SEA MAYOR

Cuando sea mayor,
habré robado a la luna
un trozo de suspiro de amor.
Habré navegado por mil mares
y surcado los océanos profundos
llenos de tormentas
relámpagos y truenos
por alcanzar tan sólo una estrella.
 
Cuando sea mayor
habré pedido al viento
que ni un sólo tormento
acose a las personas que mas quiero.
Habré sentido mil melodías
que llenan de melancolía
mi alma cuando las recuerde.

Cuando sea mayor,
no quiero que me traten
como a una niña,
como sino hubiera tenido vida.
Quiero dejar de vivir con dignidad,
y quiero irme cuando Yo lo decida,
no los hospitales de día
que tan sólo hacen 
que alargarte la muerte en vida.
 
Cuando sea mayor 
y mi memoria olvide,
acuérdate de mis deseos
mas descansar querré
sin peros ni por qués.
     

lunes, 27 de octubre de 2014

Cerré los ojos...

    Hoy me gustaría poder poner la mente en blanco y dejarme llenar de luz, calma y respiración coordinada, pero quién puede hacerlo si ha visto un día más, las noticias...

    Aun así cierro mis ojos y escribo:


Cerré los ojos y todo era luz...
luz amarilla que cegaba
al mismo sol que dibuja la mente
cuando las ideas aparecen.
Esa luz que quiere dar tregua
a la luna cuando mengua,
pues los versos se apagan
sino mira una enamorada.

Aprieto los párpados,
no quiero abrir los ojos,
quedarme en la luz deseo,
pues ahí es real el sueño.

Abrir los ojos a la oscuridad,
tenue en verdad,
abismos de falsedad
y torbellinos de desconcierto.
Tan sólo eso encuentro
en este preciso momento.

domingo, 26 de octubre de 2014

Aire...

     Oímos tantas cosas, de tantas bocas distintas, que a veces nos cuesta discernir, qué cosas son ciertas y cuáles son mentiras, cuáles son dichas con sabiduría y cuáles pareciendo sabias son verdaderas tonterías. 

 

     Palabras tristes, palabras malsonantes, palabras en voz alta y palabras con dulce sabor de boca, palabras de amor, palabras con silencios, palabras, palabras, palabras...

 

   Abramos bien los oídos y reflexionemos.

 


Prefiero el aire que,
a través de la ventana,
ondeando por la nada
puedo sentir sin temer.
 El que roza la piel
consiguiendo erizar cada
espacio y rincón del cuerpo
con sus susurros de viento.

Porque el aire que sale
de su boca contaminada,
encandila sólo a los corderos
y no a una oveja sabia.
 Porque el aire de tú boca
sólo tiene huracanes de mentiras
y tormentas llenas de ira
que arañan los rincones del alma.

Dejaré la ventana abierta
para que el aire venga,
pero tú boca cerraré
para que jamás aliento des.

Con vino y queso...

    La vida con una buena botella de vino tinto y queso curado en aceite de oliva... Cada uno tiene sus vicios para pasar los tragos y saltar los baches que nos acontecen y, por supuesto, a veces, necesitamos un poco de anestesia para ello.

     Todos tenemos vicios, confesables o no, pero sin ellos no seríamos personas.

  Delicioso jugo rojo
que mojando mis labios,
vas disipando con tú sabor
cualquier pensamiento amargo.

Mirando a mi alma
teñida de sangre,
no puedo dejar de sentir
mil ojos a mi alrededor.

Pero sólo una mirada
es la que verdaderamente me embriaga

Descentrada, la gravedad me repele
y volando alcanzo el cielo
suspendido en ese pelo
aterciopelado pero regio.

Mi respiración se entretiene
en disfrutar del aroma,
sin dejar de suspirar
a través de mi piel revoltosa.

Pero solamente una mirada
es la que verdaderamente me entiende.

La tuya.

viernes, 24 de octubre de 2014

Dónde el corazón azul...

    En los días que tengo miles de ideas para expresar, son en los que más me bloqueo. Las palabras se esconden de mis dedos, huyen del aliento de mi boca y se quedan por alguna neurona.


    Estoy ya degenerando en un texto sin sentido (no lo ves, porque he tachado mil veces mil), palabras sin luz, sin cariño, sin ninguna lucha, convertidas en nada, porque la felicidad no ayuda.

 

CORAZÓN AZUL

Dónde está el corazón azul,
que, ahogado con un lazo,
destiñe la pluma
y se deshace en versos.

Dónde...
Donde dejaba escapar
el amor de quién más amó,
derramando lágrimas
y suspirando cartas.

Dónde...
Donde sufría el engaño
de su amado,
que temeroso del sin perdón,
confesó sus actos.

Dónde...
Donde presionado
por estar entre dos mundos atrapado,
se acongoja y exprime
volviendo espinosa la respiración.

Dónde...
Donde la visión del futuro
se tornaba gris oscuro,
tortura de un cuento sin perdiz
y sin final feliz.

Dónde...
Donde la desdicha de sentir
que por todo lo que luchaste,
se tornó espuma blanca,
de una manera inimaginable.

Dónde está el corazón azul...
... en el pasado se quedó,
y en este futuro presente
la piel sonrojea en cada latir.

jueves, 23 de octubre de 2014

Con zapatitos de ayer...

    Qué divertido hacer payasadas siendo adulto, reírse sin parar, montar en los columpios del parque y comerte un helado de cucurucho sabor chocolate. Correr por la playa y hacer castillos de arena, saltar las olas del mar y salpicar y salpicar y salpicar jejeje.

 

    Cuando tienes un hijo, sientes la necesidad de hacerle partícipe de todo lo bueno que puede ofrecer el mundo y lo que él mismo puede dar para cambiarlo y te vuelves otra vez pequeño. Pero, sobre todo, ocultarle el resto del mundo loco del universo.


    El niño, que sea niño.





Qué de colores a mi alrededor,
que de caras extrañas,
¿quién son?

Esas manos que me sujetan
y me lanzan hacia el cielo,
juego con las estrellas.

Me decís muchas cosas,
que aun no entiendo,
y sonrío por ello.

Noto el calor,
el amor y la dulzura,
en tus ojos, mamá.

Maravillosas palabras susurras,
en mis pequeños oídos,
canciones color púrpura.

En la noche descanso sin temor,
siento el latir
de tú corazón.

¿Mundo futuro?...

    Cómo ha cambiado el mundo. ¿Os imagináis cómo puede ser en el futuro?




De muñecas de paja,
vestidas con trapos usados.
De hojas que forman pescados
y tomatitos verdes pequeños.

Pintando sueños futuros,
con trozos de ladrillos rotos,
cantábamos sobre un pié descalzo,
saltábamos por los campos.

De recuerdos vivimos
y por el futuro apostamos
De muñecas que piensan,
y de piedras con sabor ahumado.

Seguiremos ahí,
o al fin todo acaba,
Con campos verdes,
o espíritus moribundos.

De mentes vacías,
huecas por el paso del tiempo,
será un desierto de ideas nuevas
o florecerán los grandes deseos.

martes, 21 de octubre de 2014

Amor esquivo...

    Soy de la creencia, que cada persona tiene en algún lugar, la otra que la complementa. Sólo hay que dar con ella. El amor es infinitamente complejo y variopinto, y se que muchas gente que conozco, se reirán de esto, porque Cupido está siendo demasiado torpe. 

    También hay casos en que sientes las mismas cosas por más de una persona, y suspirando, digo, qué difícil tomar una decisión, porque hay que decidir, la sociedad así lo manda.

 

    Todo mi amor para vosotr@s.




 He subido al coche,
y sigo la carretera,
en el horizonte, mi tierra,
y más allá tú.
 
Tardaré una vida plena,
el camino se convertirá en piedra,
en océano, en fuego,
en arena del desierto.
 
Olerá a rosas, a cebollas,
a pesares y alegrías,
a angustias enterradas
y a felicidad resucitada.
 
Mas no dudes,
aunque desdentada,
daré contigo
más allá del olvido.

No pararé,
dónde quiera que estés,
te encontraré.

Amor que huyes de mi vida,
no lo hagas, no me mientas,
eres para mi y a ti entrego
cada uno de mis pensamientos.



lunes, 20 de octubre de 2014

Ácido y placentero...

    Rato en un spa... donde hay una piscina llena de limones, qué maravilla! Flotando en la superficie, rozandome y oliendo, limones.

    De algo tan ácido y tan placentero, surgió esto:



Sumergida en un lago,
de profundidad incalculada,
negro fondo es lo que veo,
la nada, sobre la que me sostengo.

Miro al cielo
por ver si te encuentro.
Pero sólo veo algunas estrellas
que se apagan en cada parpadeo.

Burbujas hervidas,
enrojecen la piel desnuda,
y siento aun más,
la acidez en ese lugar.

Aguanto la respiración,
cierro los ojos,
intentando ver la luz,
escuchando hasta el fondo.

Manos sobre mi piel
dolorida por el paso del tiempo,
me hacen suspirar,
respirar, sudar alientos.

Agradable sensación,
por fin, deseando sufriendo,
despegando los ojos
y mojando los dedos.




 


domingo, 19 de octubre de 2014

En Rosa...

    Hoy es un día que conmemora la fuerza y el valor de muchas mujeres. Digno de admirar la lucha, con valor y fuerza, contra ese monstruo que es el cáncer. Cambia vidas, mueve sentimientos, une a las personas y como me dijo una amiga, las cosas que antes parecían importantes se vuelven pequeñeces cuando sucede algo así.    

    Mando un beso enorme a mi madre, que ha pasado por miles de cosas, perdiendo la cuenta de las veces que ha pasado por un hospital, y sigue al pié del cañón cada día. Te quiero!



Al otro lado del espejo
hay todo un universo.
Pero fijo la mirada
en un mundo estrellado.

Cien puntas lo rodean
y, en cada una de ellas,
una luz parpadea.
Brillan armoniosas
haciendo mis ojos bailar,
de punta a punta,
hasta hacerme marear.

Entonces aparecen
habitantes del lugar,
son como nubes con palos,
atados al azar.
Sin ton ni son,
sin corazón y sin pensar.
Se instalan en mi mirar.

Y es entonces cuando siento y veo
a una persona sin alas,
así no puedo volar.

Por suerte vivo en el mundo,
y veo reflejada la gente
de varios colores,
pensamientos divergentes,
de acciones irracionales.

Tengo la memoria limitada,
con puntos oscuros,
claros nublados
y recuerdos olvidados.

Pero saco las fuerzas, 
rompo el espejo,
me repongo y me crezco.
Tengo la fuerza y
tengo las ganas de seguir viviendo. 



sábado, 18 de octubre de 2014

Como una niña...

     Ya es sábado, día completo de risas, paseos, visitas, gritos, enfados y alborotos varios. Lo mejor del día de hoy, ha sido el rato que he pasado con mi hijo viendo dibujos de antaño que el no entiende, pero que a su madre le fascinan, porque le recuerdan el paso de los años y que ya no es una niña.


    Heidi, La Vuelta al Mundo en 80 días, Soy un Gnomo, Casimiro y a dormir, canciones de Enrique y Ana, Topo Gigio, Susanita tiene un ratón, Hola Don Pepito... Mi primer culebrón por el que lloré mares cuando se murió Anthony, en Candy Candy... Podría pasarme así un día entero, compartiendo canciones y recuerdos televisivos de la infancia que brotan a medida que haces memoria. Y si es tomando un café con miles de dulces y bollería, rodeada de mis amigas, sería perfecto.



   Si volviera a nacer...
miento si pienso
que nada cambiaría.

Mi infancia borrosa
sólo recuerda algunas cosas.
Mis primeras lágrimas 
amargas de dolor
teñidas de marrón oscuro.

Me he sentido querida
por quienes me han amado
y querida por quienes 
no lo han hecho.

Buena educación
con matices en el tiempo
mis matices...
pero de raíces fuertes y vigorosas.

Miles de imágenes,
de cuentos, 
de relatos compartidos,
de noches temblorosas,
te acuerdas hermano mio,
la de ovejas y animales mil
que contamos para poder dormir.

Días al agua,
saltando en los charcos,
paseando caracoles en barco.
Nevó dos veces que recuerde,
que gran sensación me embargó.

Mi gran recuerdo
el sufrimiento de las coletas,
que con gracia, 
la ballena de grandes dientes,
y mi abuela, mi "mami",
siempre me decía...
"para presumir hay que sufrir"
y por eso dejé de hacerlo.

 
 


 

 



viernes, 17 de octubre de 2014

De ayer, hoy y siempre...

   Tomando decisiones, miles de dudas, miles de argumentos, miles de personas dando opiniones...  Y siempre es lo mismo, decisiones de ayer, de hoy y de siempre.

    Al final solamente uno mismo.



Viajaba entre mundos,
siempre buscándote,
siempre pensándote, 
siempre deseándote.

No quería quedarme atrapada
entre la noche y el día,
entre el universo y su infinito.
Realidad o fantasía,
sueño o pesadilla. 
 Pero eso es lo que sentía,
sin centro en el tornado del alma.

En estático y en frío,
decidiendo futuros.
Renunciando a tu mundo,
en la realidad,
 arraigo los pies de trapo.

jueves, 16 de octubre de 2014

No me dejes escapar...


ESCAPANDO


Anoche tuve un sueño,
en el que no aparecías.
Media alma dormía,
y la otra, simplemente,
escapaba...

Desplazándome entre las hojas,
que el viento arremolina,
oí una voz susurrar: 
"Ven, sígueme..."
... y me dejé llevar.

Volaba brillante
y espléndida
y con fuerza,
hasta tu boca besar.

Eras tú, mi amor,
que te escondes en mis sueños,
vigilante en cada sombra,
para mi alma
volver a juntar.


    Qué complicadas las relaciones entre nosotros. Aunque siempre uno mismo se las complica más de lo que debiera, a veces sin darse cuenta, otras a conciencia. 

 

     A veces, parece que no hay salida, todo pesa demasiado... No es así, ni en el peor de los casos, incluso ahí, se puede ser feliz.

 

    Como siempre, respira, piensa, habla y comparte los sentimientos. Apóyate en quién te quiere de verdad, escucha los consejos, valóralos en su justa medida, porque al final, sólo hay una vida, y hay que vivirla. Sé feliz y sigue adelante. 


  

 




miércoles, 15 de octubre de 2014

Sobre dinero...

    Dinero, dinero, dinero. Eso que todo el mundo ansía para poder realizar cada uno de los sueños que tenemos, la gran mayoría. El que tiene y lo tiene en abundancia, aun quiere más, aunque eso sería poder, poder y poder.


    El dicho de "el dinero no da la felicidad", qué fácil decirlo, pero si que ayudaría un poquito a tapar socavones y, por qué no, a comprar un poquito más de seguridad y tranquilidad.

    No es egoísmo el ansiar tener más cosas, sino las ganas de querer prosperar, de mejorar las situaciones, de dar una buena educación a tus hijos, pudiendo poner a su alcance un sin fin de recursos.


    No quiero conformarme en esta vida con lo que me gano día a día, quiero ofrecer más de mi y obtener la recompensa, quiero poder dar la vuelta al mundo sin que me marquen una fecha concreta.



Valorando las riquezas
de ser persona.
Alegría, felicidad, amor,
belleza y gratitud.
Sinceridad a raudales,
solidaridad en la vida.

Inocencia perdida,
no saber estar ante las injusticias.
Creer o no creer,
saber que el universo es infinito.
Soñar con mil lunas y tres planetas,
siendo racional en la Tierra.

Sentir odio alguna vez
y, alguna vez, la tozudez por bandera, 
mirar hacia otro lado aquél día,
y viajar al submundo murmurando
canciones atemporales.

Somos ricos por dentro,
podemos invertir en deseos y sueños.




martes, 14 de octubre de 2014

Belleza en un cuerpo abstracto...

    Hoy he tenido la tentación de subirme al peso, para saber qué estaba pasando... ¡Qué tontería! Se, perfectamente, que he cogido unos cuantos kilitos de más. Siempre me ha preocupado coger peso, la verdad. Hasta hoy mismo.

    

    Me he apuntado al gimnasio, y un ratito de movimiento, viene bien, me siento bien de hacerlo. Lo que no haré será subirme a ese peso. Lo importante es ser feliz con uno mismo y lo estoy haciendo. Me divierte andar escuchando música, aunque sea un poco más ligerito, y luego nadar un rato en la piscina. Me encanta nadar, siempre me gustó. De mayor quería ser nadadora o patinadora sobre hielo. Qué cosas tiene la vida. 


    Ahora de mayor soy lo que quiero ser, Elena, madre, amante, amiga y, sobre todo, persona.



Cuerpo abstracto,
suspendido en el espacio infinito.
Creciendo cada día
a pesar de las pesadillas.

Dedos le siguen sin parar,
y no lo quiere ni pensar.
Pues lo abstracto es bello,
interpreta todos los sueños.

Realidades paralelas,
pero a él nada le afectan.
La suya es la que cuenta
en esta vida que avanza sin tregua.

Bellos trazos,
se funden en abrazos
dulces, con amor profundo,
pues todos somos uno.

lunes, 13 de octubre de 2014

Por fin, llegando el Otoño...

   Ya empieza a refrescar. Cómo va apeteciendo, cada vez más, ponerse el pijama largo, pero el que me tapa pies y manos, la mantita por encima, mientras estoy recostada en el sofá viendo la tele, leyendo o escribiendo, eso da igual. 

 

    Esta estación tan bonita, otoño, aquí siempre tarda en llegar. Añoro ver los bosques en tonos marrones, las nubes en el cielo, la lluvia cayendo... pero cada lugar tiene su encanto.

 


El alma feliz se siente
pues tiene tú calor,
piel con piel abrazados
bajo un manto de frescor.

Siento la sangre correr
por las venas de la vida.
Besos de amor me das
tantas como hojas caen.

Recuperemos el tiempo perdido,
amémonos hasta el fin.
Rodéame con tus brazos
y déjame, ahí, dormir.


domingo, 12 de octubre de 2014

Taquicardias...

    Hoy tengo taquicardias y no sé por qué, en fin, si lo sé, ansiedad. Es la vida misma. Hay que intentar sobrellevar los días, porque nada es perfecto. Siempre le doy mil vueltas a las cosas y últimamente mi peque me trae muchos quebraderos de cabeza. Lloro en silencio, pensando en que algo mal estoy haciendo cuando se pone contestón, o le dan esas perretas; al minuto, me lleno de alegría cuando se acerca sin más me sonríe, me abraza y me dice: "te quiero mamá".




Sintiendo presión en el pecho,
ansiedad calmada,
para no hacerse sentir
en este mundo,
en el que está atrapada.

Suspirando con razón,
pues es la válida,
sigue caminando con rumbo fijo,
bajo la sombra del mañana.

Deseando hacer lo correcto,
para no hacer sufrir las almas,
qué difícil es decir,
cuando sólo tú tienes las palabras.

Pequeños duendes
alrededor de las llamas.
Dejad que respire profundo
y así mirad mi rostro.
Que todo esté en calma, 
me pueda ir a la cama
y soñar con el futuro perfecto
que mi mente reclama.